CRIS
PEQUEÑA VALIENTE

Un espectáculo familiar para jóvenes de 6 a 106 años

Dedicado a todas las personas transgénero del mundo

SINOPSIS

Esta es la historia de la pequeña CRISTINA, una niña que al nacer pensaron que era un niño. Sí, un niño…

Ella nunca se sintió niño. Desde siempre se sintió niña y así se lo hizo saber a sus padres desde muy pequeñita.

CRIS, que así le gusta que la llamen, es una niña trans, risueña e inteligente, que lucha por su derecho a ser la persona que es y siente. Desea tener un futuro repleto de libertad y oportunidades, para poder crecer y desarrollarse, como cualquier otra niña de su edad.

ACERCAMIENTO A LA OBRA

Este espectáculo nace de la necesidad de dar visibilidad y ponerle cara a los cientos y miles de niños y niñas transexuales que conviven entre nosotros.

Hasta ahora siempre habíamos tenido conciencia de la existencia de hombres y mujeres transexuales adultos, pero la transexualidad en los más pequeños, desde su tierna infancia, es algo que a muchos y a muchas sorprende y no terminan de creer.

Niños y niñas que padecen desde sus primeros años de vida el rechazo de la sociedad, incluso en ocasiones contadas, el de sus propios padres y madres.

La total desinformación sobre este tema y el tabú que supone para la sociedad el visibilizar la diversidad, causa en estas pequeñas personas un sufrimiento innecesario que debemos y tenemos la obligación de remediar.

Cada cual nace con un cuerpo y una mente propios y en ocasiones el azar lógico y biológico de nuestra propia naturaleza humana hace que de cada mil nacimientos uno sea el de una niña o un niño transexual.

Ser transexual no es una enfermedad, es una condición más de la diversidad del género humano. Y por ello natural.

Con la historia de CRISTINA, inspirada en un grupo de niñas trans españolas, quiero acercar su realidad a los millones de niños y niñas de nuestro país, a sus familias, a los colegios y a la sociedad en general. Un aprendizaje a través del teatro para que en un futuro cercano, todos y todas, seamos mucho más tolerantes ante la diferencia y capaces de convivir en una sociedad diversa.

CRISTINA es una niña valiente que lucha por ser quién es y ser lo que siente. Una niña que al nacer los médicos pensaron que era un niño y le asignaron un sexo masculino. Y así, de esta manera, todo el mundo desde ese momento pensó que era un varón, pero en realidad era una niña. Una valiente y gran niña.

A través de un lenguaje sugerente y una puesta en escena impecable, se desarrollará la historia de CRISTINA, una historia llena de superación, amor y valentía. Un espectáculo donde primará sobre todo la verdad, una verdad que recibirán nuestros pequeños espectadores a través de los textos, la música, el baile y la luz. Un espectáculo diseñado desde un enfoque minimalista, donde la historia y los personajes primarán sobre todo lo demás.

Una obra teatral con una visión positiva, aunque no carente de situaciones complicadas y tristes. Pero que finalmente terminará con un certero triunfo sobre la verdadera identidad de género de nuestra pequeña protagonista.

Un nuevo proyecto que me hace sentir que aún estamos todos a tiempo de mejorar la vida de estos valientes niños y niñas.
Dejarnos de tabúes e historias trasnochadas de que el hombre es hombre y la mujer es mujer porque sus genitales así lo atestiguan. Y esto es lo lógico, lo reglado y lo normal, pero no lo real. La biología y los sentimientos del ser humano son tan maravillosamente diferentes y ricos en todos los sentidos que desmienten las reglas inventadas por algunos hombres y mujeres sobre la diversidad humana.
Todos somos hombres y mujeres al mismo tiempo, y nuestra identidad de género no se encuentra en el sexo que nos asignaron al nacer, si no en nuestro CEREBRO. Nuestro cerebro nos hará vivir y sentir como HOMBRES o MUJERES completos y no en la marginalidad. De todos nosotros depende que lo podamos hacer en igualdad de condiciones y en LIBERTAD.

Ángel Calvente